¿Se puede vivir de la bolsa?

¿Se puede vivir de la bolsa? ¡Sí, es posible!

¿Se puede vivir de la bolsa? Muchos te dirán que no, pero vivir de la bolsa es perfectamente factible si le dedicas el tiempo necesario y dispones de un poco de dinero para empezar a realizar operaciones. Seguro que conoces a alguien que se ha abierto una cuenta en alguno de los broker online que operan en el mercado y ha acabado perdiendo dinero. De hecho, la mayoría de los traders que hoy en día tienen éxito te dirá lo mismo sobre su primera semana de inversión. Esto se debe a que existe una serie de conocimientos básicos que es necesario dominar antes de empezar a invertir cantidades considerables de dinero. Manejar la terminología bursátil con precisión, conocer con detalle el objeto de las diferentes gráficas de análisis y estar al día en materia de noticias internacionales, son requisitos básicos para convertir toda esa información que ves en tu pantalla en decisiones acertadas.

Los mercados financieros

Por norma, la gente cuando escucha hablar de inversiones bursátiles piensa en el mercado de valores, aunque déjame decirte que no es el único ni tampoco el más voluminoso. Según las estimaciones más precisas, el Forex (mercado de divisas) mueve en una semana la misma cantidad de dinero que el mercado de acciones en un 1 año.

Además de éstos, hay muchos otros mercados en los que compradores y vendedores contribuyen a fijar el precio de los distintos productos financieros disponibles a través de ellos. Estos son otros dos ejemplos de mercados de primer orden:

  • El mercado de índices bursátiles es una representación de la influencia de la economía de un país extrapolada a partir del precio de las principales acciones que cotizan en él.
  • Commodities o materias primas como el oro, la plata, el petróleo, el gas natural, etc.

No todos los inversores son iguales

Hay muchos factores que intervienen a la hora de categorizar a las personas que ganan dinero en la bolsa. Piensa que algunos inversores disponen de más capital que otros para invertir, tienen diferente disponibilidad de tiempo y lo más importante: diferente grado de experiencia en el negocio.

El inversor adscrito a un fondo de inversión

Si no sabes y no estás dispuesto a aprender, lo mejor es que te pongas en manos de un fondo de inversión que se encargue de mover tu dinero y te consiga beneficios a cambio de una comisión. Por supuesto esto no quiere decir que no puedas tener un papel activo en tu inversión, siempre dependiendo de la modalidad de adhesión que elijas.

Inversor a largo plazo

Este tipo de inversor presenta un mayor grado de experiencia, dispone de un capital más elevado, suele realizar sus propios análisis y lleva una cartera de valores pequeña (de 10 a 30) con la que esperan conseguir beneficios a medio-largo plazo. Esto supone el bloqueo de capital durante una buena temporada con la esperanza de rentabilizarlo en el futuro.

Day Trader

Podríamos decir que un day trader se diferencia de un inversor a largo plazo en la frecuencia de sus operaciones y el tipo de análisis que hace de los distintos mercados. Mientras que un inversionista realiza un análisis fundamental de los valores en los que va invertir con vistas al futuro, los day trader estudian las gráficas de cada instrumento (valor con el que se negocia) para encontrar patrones de tendencia, de eficacia más o menos demostrada, que les ayuden a predecir el mercado.

Su diagnóstico del mercado no solo incluye parámetros técnicos sino que también se basa en el análisis fundamental del instrumento de inversión. Por ejemplo, si un trader quiere comprar acciones de una compañía cualquiera, se informará antes sobre su nivel de deuda y tendrá en cuenta otros criterios, que de alguna forma, aporten datos útiles sobre la empresa igual que haría un inversionista.

La vida de trader profesional

Es correcto decir que un day trader es aquel que ha hecho de la inversión bursátil su profesión y dedica su tiempo de trabajo a rentabilizar un capital inicial que le sirve como herramienta para conseguir beneficios.

¿Qué debe saber un trader?

Aquí tienes una lista con los conocimientos más importantes que debe poseer un trader para realizar buenas inversiones:

  • Entender cómo funciona el mercado y los factores que definen el precio de cada activo financiero.
  • Conocer la naturaleza de cada instrumento de negociación.
  • Dominar el Análisis Técnico, es decir, saber cómo leer los distintos gráficos y sus herramientas de diagnóstico.
  • Saber un poco de Análisis Fundamental.
  • Gestionar los movimientos monetarios. Es imprescindible conocer el proceso de cobro de comisiones o spreads, entender el bloqueo de capital como garantía y estimar el riesgo comercial derivado de una tendencia negativa.

¿Cuánto trabaja un trader profesional?

Por lo general en una jornada de 2 a 4 horas puedes ganar tu sueldo diario sin ningún problema, aunque depende del tipo de instrumentos que gestiones, el tamaño de los lotes y tu porcentaje de acierto de todas las posiciones abiertas. A veces se pierde, claro está, y la única forma de recuperarte es seguir operando.

¿Cuánto capital se necesita invertir?

Sobre esto no hay una única respuesta. Depende de muchos factores, conozco un trader que a partir de un CFD sobre acciones de Facebook ganó más de 30.000 € en 2 semanas con una inversión de capital no superior a los 500 €. Claro está que este es un caso bastante especial, puesto que la empresa atravesaba un momento excepcional de crecimiento, pero fue el carácter acertado de su decisión lo que generó los beneficios.

Tu capital puede dar mucho de sí cuando operas dentro de un modelo CFD (Contract For Difference), ya que no necesitas disponer de todo el dinero para comprar los productos financieros, sino que depositas una pequeña parte como garantía y puedes negociar ese valor como si lo hubieras adquirido en su totalidad. Estos valores o activos subyacentes no son de tu propiedad en ningún caso, pero puedes sacarles beneficio mercadeando con ellos.

Algo que sucede muy a menudo es que un nuevo inversor se abre una cuenta demo con 20.000 €  ficticios y siempre obtiene beneficios, pero cuando se pasa a dinero real todo parece salirle mal. La respuesta es muy evidente en mi opinión, una buena remesa de capital te asegura que puedes aguantar las fluctuaciones del mercado en caso de que éste contradiga la tendencia prevista por tu posición. Así de fácil, más capital supone menos riesgo.

Consejos para empezar

Ahora que conoces un poco cómo funciona el mundo del trading profesional, estos son los puntos básicos que debes tener en cuenta si quieres invertir en bolsa.

  • Domina la terminología financiera. Lo mejor es empezar por controlar algunos conceptos definitorios que te servirán de base para comprender las cuestiones más técnicas. En realidad no es nada difícil y todo resulta muy lógico una vez lo pones dentro de contexto. Cuando tengas claro lo qué es un CFD, cómo funcionan los spreads y qué significan todos los elementos de un gráfico de velas japonesas, puedes empezar a interesarte por los patrones o tendencias.
  • Aprende estrategia. Puedes leer algún libro al respecto o apuntarte a algún curso básico que te oriente sobre el uso de las diferentes funcionalidades de análisis. También puedes investigar en Internet y encontrar material de estudio en los numerosos blogs especializados que tratan sobre el trading. Cuantos más datos involucres en tu decisión, menor será el margen de error de la operación.
  • Ábrete una cuenta demo. En la mayoría de brokers online podrás realizar operaciones con un saldo ficticio. Esto te vendrá muy bien para ir perdiendo el miedo a comprar y vender, conocer los diferentes activos y familiarizarte con las retenciones de capital derivadas de la apertura de posiciones.
  • Sigue las consignas básicas: Nunca se pierde o se gana hasta que no se cierra una posición. Métete esto en la cabeza porque va a ser el pan tuyo de cada día. Has de ser capaz de prever el riesgo de cada operación y asegurarte de que dispones de capital suficiente para mitigar las consecuencias de las escaladas o descensos no deseados.
  • Estate al tanto de las noticias internacionales, hay mucha información útil para el trading si se sabe interpretar adecuadamente. El estallido de una bomba en Jerusalem, la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales norteamericanas o el anuncio del Brexit de Gran Bretaña son tres magníficos ejemplos de acontecimientos que tienen un efecto visible en los mercados financieros. Ten en cuenta que en este negocio todo tiene que ver con la confianza y una noticia de tal magnitud puede influir notablemente en los precios.

Por último, si estás decidido a invertir, trata de intercambiar información con otros traders y aprende de los que tengan más éxito. Perfecciona tu capacidad de análisis, acumula experiencia y recuerda siempre que nada es absolutamente seguro en la bolsa.